RSS

Caso Morris, “Raticida electoral en serio”

13 Jun

voto animal

    Retomo el tema de Darisan5. Y comienzo por mencionar las redes sociales, las cuales a la fecha hacen y deshacen,  crean y destruyen con facilidad, incluso a una por demás endeble ley electoral que, cada elección se modifica en virtud de los intereses político-económicos de los, por demás desgastados e increíbles políticos viejos o improvisados hijos, esposas, amantes, novias, novios, yernos o hasta como ahora lo vemos, perro, gatos y burros, pero eso debe ser por cuestión de la reformas educativas, pero en fin, ellos no tienen la culpa y solo los toman como ejemplo de banas promesas política cantinflescas; me refiero a los animales, bueno a los verdaderos, no a los imitadores

    Darisan5 tiene mucha razón por cuanto a que, en el supuesto de que el Candigato Morris (con cien mil seguidores y creciendo, ya superó a Américo y está por alcanzar al Gobernador del Estado) ganase, los Votos nulos, inválidos o candidato no registrable, no alteraría en nada las elecciones y mucho menos los resultados que pudiese darse en ese momento, primero porque el Código de Elecciones tiene diversas hipótesis y ninguna encaja en las causales de nulidad a las que alude la Constitución Política para la nulidad de una elección y llegar a una Elección Extraordinaria como lo determina el Código, ya que se requiere la nulidad del 25% de todas las casillas instaladas. Así que Darisan5 tiene razón por cuanto a que una minoría decidirá quién gana, pero eso no es de extrañarse, ya que siempre nos ha representado la minoría.

    Esta campaña del Candigato Morris, que de ingenua no tiene nada, es excelente, si llevara la finalidad de hacer reflexionar a los electores indecisos, apáticos, irresponsables, inconformes y habladores. El objeto de demostrar el hartazgo de alguno o de todos los sectores de la población, por no estar satisfechos con las propuestas que presenta el sistema de partidos, los políticos pinochos cuyo objeto único son los jugosos negocios de los que se pueden beneficiar; el abatir el abstencionismo “acción y efecto de abstenerse, especialmente en política”, es decir, de que todos los que estén en edad de emitir su sufragio reflexionen su voto y lo emitan, por quien sea pero que salgan a votar; el demostrar su inconformidad por la burla de cierta lista de candidatos “ampliamente conocidos” publicada; a que la ciudadanía, con esta campaña demanden y hagan extensivo su desagrado a los políticos inmortales, los de siempre, a lo mismo, a la continuidad familiar, amiguismo, al compadrazgos y a los niños y niñas bien, hijos de papi. Pero no es el caso. Ya que la campaña solo está encaminada al desprestigio de la clase política y de un partido en especial y a fomentar la duda de la clientela electoral y, porque no decirlo, de los jóvenes que emitirán su voto por primera vez

    Por no razonar y seguir el juego Morris, muchos le apuestan al cambio con el sencillo proceder irresponsable de cruzar una boleta, anulando el voto o colocando el nombre (del candigato Morris, o la del Burro Chon, o la Gata Maya, el Candidato Titán y otros tantos más integrantes de la fauna animal que aspiran a vivir del erario público, ya que, de lo contrario, siempre se vive en el error),  en el recuadro de candidato no registrado. ¿Anulan la elección?, No. ¿El candidato no registrado gana? No. ¿Altera el resultado de la elección a nivel estatal?  No. ¿Se abate el abstencionismo? No; ya que si bien es cierto que todos salen a votar, sigue el objeto “en contra de la política” o de determinado partido, por lo tanto el abstencionismo gana junto con la irresponsabilidad.

    Todo cambiaría si este ejercicio de democracia fuera con una Persona determinable y determinada que, en un momento dado pudiera emitir una opinión cantinflesca por su falta de experiencia en la política, ya que es un simple ciudadano que en realidad ya no lo es por su participación en política, pero es una persona pensante y que pudiera tener acciones de un buen proceder y respuesta pronta y positiva a las necesidades, una persona que se pudiera comunicar y decir sus inquietudes.

    ¿Ya se pusieron a pensar que pasaría si en realidad el Gato Morris fuera declarado ganador de la contienda? Tendría que tener un asesor que interpretara su actuar y pensar para trasmitirlo para que nosotros lo entendamos y, en este panorama hay dos supuestos, 1.- Entenderíamos las burradas de un político que cree que entiende al animal y 2.- Entenderíamos al animal y por lo tanto se actualizaría la hipótesis de Darwin de que nosotros somos animales. Pero no somos solo animales, somos seres humanos dotados de un raciocinio y libre albedrío, lo que implica que no son necesarias las políticas de un animal que nos obliguen a actuar para cambiar las cosas que no nos gustan. Todos repelamos, nadie está conforme con lo que hacemos, ganó el animal, pero no hice nada para evitarlo, o perdió mi animal, pero ahora resulta que saco las uñas; vote por el gato pero resultó burro y, eso somos la mayoría, ya que la minoría está conforme con una mentira, con una despensa, con un buen salario o con que un familiar esté en el puesto prometido, con que se me otorguen los apoyos o que no me los quiten, que se joda el de enfrente, pero a mí que no me toquen, me robó, pero me puso calle y nos dejó contentos. Que los políticos no cumplen con sus cometidos, pero son ellos, tienen mucho trabajo, que son corruptos, no, lo que pasa es que ganan poco. Para todo existen justificaciones y redimidos

    Dice la Ley de la materia que votar es un derecho y “una Obligación”, todos exigimos el derecho pero nadie la obligatoriedad, si no votamos no pasa nada, pero, ¿y si pasara?, que haríamos si, la autoridad, se pusiera las pilas y dijera “yo soy el señor autoridad” y restablezco el Estado de derecho que ya se perdió y nadie, ni el gato Morris me faltará al respeto. La Credencial de elector dice clarito “credencial para votar con fotografía” ¿y que paso?, intenten efectuar un trámite sin este documento. Qué tal si nos cobraran una multa de “x” días de salario, por no ir a votar, o tantos días de cárcel, o días de trabajo comunitario; las dos últimas no pasarían, ya que no generan dividendos y las cárceles no alcanzan para tanto desobligado, pero la primera sí, ya que es una sanción pecuniaria, que se haría en beneficio de gobierno y se convierte en un “crédito fiscal”. La facultad del Estado para exigir a sus ciudadanos el tribuno que establece el Art, 31 de la Constitución “… de contribuir para los gastos públicos… de manera proporcional y equitativa”. En la Legislación Tributaria se da por establecido el principio de Legalidad y la relación Estado-Contribuyente (personas físicas y morales). Los Créditos Fiscales son los que tiene derecho a percibir el Estado o sus organismos descentralizados que provengan de contribuciones, aprovechamientos y sus accesorios y, la contribución se causa desde el momento en que se caiga dentro de la situación jurídica prevista por la norma (no votar), pero la norma no solo regula la obligación de entregar el dinero al Estado sino la facultad de este para exigir coercitivamente dicho pago; ¿verdad que nadie quisiera verse la cara con Lolita?

    Los 100 mil seguidores del gato Morris, si es que llegasen a votar en forma negativa todos, jamás podrán lograr que se declare la nulidad de una elección ya que esta procede cuando las causas que se invoquen estén expresamente señaladas en el Código de la materia, hayan sido plenamente acreditadas y se demuestre que las mismas son determinantes para el resultado de la elección correspondiente (art. 315)

    Aún más, los creadores del Candigato tuvieron una buena idea, ellos dicen que “fue en plan de broma” y solo para unos amigos y amigos de los amigos (800), así que decidieron hacer desplegados, fotos, página de Internet, pegotes, entrevistas y venta de propaganda, en fin decidieron gastar unos cuantos pesos, con la intención de que la ciudadanía razone el voto y causar reflexión sobre los políticos y propuestas de ellos. Confieso que solo escuche en el internet una entrevistas a Morris sobre tres personajes; El Gobernador (PRI), Reynaldo Escobar (PRI), Elizabeth Morales (PRI), quiero pensar que los asesores de Morris no son políticos y solo les llegó a su cabeza algunos nombres de encumbrados, renombrados o actuales políticos, no quiero pensar que sean los únicos para ellos; pues bien en su limitado alcance de nombres y partidos se contrapone su alto alcance de metas y expectativas, así como los fines electorales de la creación felina, y no meditaron en las consecuencias, al respecto aplica un artículo de la Ley electoral, el 316, “Ningún partido o coalición podrá invocar causales de nulidad, hechos o circunstancias que la propia organización haya provocado”, solo estoy alucinando.

    En Xalapa la clientela electoral es de unos 180 mil de los cuales el mayor número de votos nulos (casi 7 mil) los tuvo la actual alcaldesa, pero también es la reina de la votación superando al Rey del plástico. Con esto manifiesto que siempre que ha existido descontento, sale a la luz un animal, un personaje, pero nunca un ciudadano, y por lo tanto, ¿qué va a pasar? NADA.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 13, 2013 en ndb

 

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: